Tips para verificar que un colchón es ortopédico

Una de las principales actividades que debe realizar el ser humano es dormir y por dormir se debe llegar al descanso.

¿Te ha pasado que llegas después de un largo día de actividades, te duermes y al despertar aún te sientes cansado?

Esto es porque si bien lograste dormir un poco, no conseguiste descansar y se debe a múltiples factores.

Desde los pendientes que traes en la cabeza y te llenan de estrés, hasta los hábitos que tienes justo antes de dormir, que impiden que alcances los 5 niveles de sueño, aunado a que seguramente no fue en el tiempo suficiente.

Estos puntos son vitales detectarlos y buscar adecuarlos.

Por otro lado, existen otros factores que también habrá que ponerles atención, estos son tu colchón y tu almohada.

Esta pareja útil para el descanso es importante, ya que ofrece un soporte para tu cuerpo y cuando no lo hace, entonces se convierte en torturadora.

colchon-eliocel-ortopedico-hr-23-kg-m3-150cm-2123902z0-00000067Actualmente existen en el mercado una gran variedad de marcas de colchones, así como de almohadas, por lo que pudiera ser un tanto complicado saber elegir lo mejor para tu cuerpo y tu descanso.

El primer tip ante la búsqueda de un colchón es el buscar el de mayor calidad y no escatimar en ello.

Ten muy presente que el colchón es mucho más usado que el auto, el sofá, la televisión, los zapatos; así que hacerte de un aliado para tu descaso es lo mejor que puedes hacer.

Esto te deberá llevar a la siguiente pregunta, ¿cómo elegir el colchón?

Ante esta pregunta, puedes hacer un repaso del tipo de colchones que has tenido hasta el momento y en los cuales te has sentido cómodo y descansado.

¿Han sido suaves o firmes, de espuma o resorte?

Te sugiero visitar a empresas especialistas en colchones y que a su vez tengan un showroom donde gracias a esta prueba puedas “sentir” el colchón y así saber exactamente lo que comprarás.

Dentro de tu búsqueda encontrarás modelos que son polivalentes, es decir ortopédicos, los cuales se adaptan a cualquier biotipo de persona.

Solo ten mucho cuidado, ya que existen colchones que se muestran como ortopédicos y no lo son.

Aquí te doy un tip para diferenciarlo: Todo colchón ortopédico debe ceder en las debidas proporciones sobre las curvaturas del cuerpo, sin que el mismo se hunda como un todo o de forma desproporcionada.

En otras palabras, quiero decir que cuando te acuestes sobre el colchón que tiene función ortopédica, sería como si estuvieras acostado en un lugar sin gravedad, en donde tu cuerpo queda flotando, sin ningún tipo de presión o fuerza en ninguna de las curvas de tu cuerpo.

Y para hacer la prueba aún más fuerte, invita que otra persona se acueste a tu lado y si no sientes el más mínimo movimiento ni presencia de dicho cuerpo junto a ti, entonces este colchón ha pasado esta segunda prueba

Después de estas dos pruebas, podrás identificar una gran variedad de materiales, así que apóyate en los especialistas y pon atención en los colchones en donde tu cuerpo se sienta mucho más cómodo.

Esto mismo sucederá con el tema de las almohadas, existen almohadas de viscogel que se adaptan perfectamente a tu cuello y que junto a un buen colchón te garantizarán un mejor descanso.

FacebookTwitterGoogle+Share

Leave a Comment